https://www.accessnow.org:443/camaras-con-reconocimiento-facial-en-lima/

Cámaras con reconocimiento facial en Lima

Tres distritos de la capital han comenzado a implementar cámaras con reconocimiento facial sin consultar a la población ni brindar mayor información. Los riesgos de esta tecnología de vigilancia masiva son preocupantes, por ello junto a Hiperderecho hemos presentado pedidos de información pública.

Actualización: el 25 de noviembre de 2019 la municipalidad de Miraflores nos respondió señalando que la implementación del sistema de cámaras con reconocimiento facial se encuentra aún en la fase de propuesta. No obtuvimos respuesta de las municipalidades de La Victoria y San Martin de Porres. Por lo tanto, vencido el plazo estipulado por ley, el 10 de diciembre de 2019 junto con Hiperderecho presentamos recursos de apelación al Tribunal de Transparencia y Acceso a la Información Pública contra ambos distritos.

¿Qué está pasando en Lima?

Lima no ha parado de crecer; concentra un poco más de la tercera parte de la población del Perú. La preocupación más grande es la seguridad en la calles. No hay día donde no se presenten noticias de violencia callejera. En este contexto, durante el 2019 los distritos de La Victoria, San Martin de Porres y Miraflores han desarrollado e implementado planes para la instalación de cámaras con reconocimiento facial. 

En abril el alcalde del distrito de La Victoria, George Forsyth, anunció la instalación de cámaras con reconocimiento facial en Gamarra y la inauguración del centro de monitoreo y control en el distrito. Según Forsyth, estas cámaras le habrían salido gratis gracias a un convenio con una empresa privada. Luego en julio, el alcalde volvió a informar sobre la instalación de más de 160 cámaras con dicha tecnología. Por otro lado, en mayo el portal de noticias de la Municipalidad de Miraflores informó sobre la preparación de un plan piloto junto con la Policía Nacional del Perú para la instalación de cámaras con reconocimiento facial. De otro lado, en setiembre Julio Chavez, el alcalde del distrito de San Martín de Porres, comunicó que estaban implementando una central de monitoreo con 20 cámaras con reconocimiento facial en Fiori contando con el apoyo de la Policía Nacional del Perú y la Embajada de Venezuela.

Estas iniciativas se unen a una alarmante tendencia en la región por implementar sistemas de vigilancia biométricos en los espacios públicos sin la transparencia que estas tecnologías requieren. A la fecha, encontramos este tipo de cámaras en Argentina, Brasil, Ecuador, Uruguay, Colombia, Bolivia, Paraguay, México, entre otros. Estas iniciativas han estado manchadas por irregularidades, y acompañadas de poca información y consulta con la población. 

Lo curioso es que esta tendencia es contraria a una corriente que se ve en muchas partes del mundo donde se ha prohibido la implementación de estas cámaras en espacios públicos. En Estados Unidos, se ha prohibido que las fuerzas de seguridad pública usen esta tecnología en lugares como San Francisco, Somerville, Oakland, California; de otro lado, empresas como IBM, Amazon y Microsoft piden una regulación entendiendo los riesgos que estas implican. También las autoridades de protección de datos de Francia y de Suecia han señalado que el uso de reconocimiento facial en escuelas atenta contra la protección de datos personales. 

¿Por qué nos deberían preocupar las cámaras con reconocimiento facial?

Las cámaras con reconocimiento facial permiten identificar a las personas mediante el análisis de las facciones contrastándolas con una base de datos de rostros. Esta tecnología tiene varios usos, el que nos preocupa en Access Now es el de la vigilancia masiva. 

Conocemos de los beneficios y riesgos de las clásicas cámaras de videovigilancia. Tanto es así que tenemos varias normas que regulan su uso. Inclusive hace poco la Autoridad Nacional de Datos Personales de Perú estuvo trabajando en una directiva para el uso de las mismas pues entiende que existen riesgos relacionados la privacidad y el uso indebido de los datos personales. Esta preocupación es mayor cuando la tecnología permite identificarnos mientras caminamos en la calle. 

Los riesgos: 

Los sistemas de cámaras con reconocimiento facial no sólo implican un riesgo para la privacidad y el procesamiento de los datos personales de los transeúntes; sino que además conlleva problemas más serios. Mediante el uso de esta tecnología, automáticamente todo transeúnte se convierte en sospechoso al ser contrastado y vigilado todo el tiempo. Al conocer su identidad, se pierde el anonimato, lo cual disminuye el ejercicio del derecho de reunión en espacios públicos, donde ser identificado puede crear represalias contra la persona. 

Asimismo, es posible llegar a clasificar a los transeúntes pudiendo derivar en acciones discriminatorias. Cabe resaltar que esta tecnología es imprecisa, arrojando una gran cantidad de resultados falsos positivos. Todo ello unido a la falta de transparencia sobre cómo son adquiridos estos sistemas, cómo se utiliza la tecnología y la ausencia de protocolos para disminuir los riesgos que implican, hace que se den las condiciones propicias para arbitrariedades e incumplimientos del derecho al debido proceso. 

Es necesario recordar que toda injerencia a los derechos de las personas, sea o no utilizando tecnología, debe estar debidamente sustentada, ser legal, necesaria y proporcional. Para hacer un análisis que permita determinar si estas condiciones están dadas es necesario contar con información cierta y transparente sobre su adquisición, implementación y uso. 

Hoy hay un gran movimiento que cuestiona la implementación de esta tecnología en la vigilancia masiva de nuestras calles. Access Now firmó junto con 95 organizaciones y 723 personas la declaración “Una moratoria a la Tecnología de Reconocimiento Facial para la vigilancia masiva”, presentada en la Conferencia Internacional de los Comisionados de Protección de Datos y Privacidad (ICDPPC).

Pedido de información pública

Debido a la escasa información brindada por el gobierno, junto a Hiperderecho, durante el 11 y 12 de noviembre presentamos pedidos de información pública para a los distritos de La Victoria, San Martin de Porres y Miraflores. En nuestro pedido solicitamos conocer sobre: el sistema empleado, los datos procesados, las especificaciones técnicas, el balance en la eficacia de la tecnología, y los protocolos de identificación y captura de personas sospechosas. 

La tecnología no es la varita mágica que nos va a solucionar problemas tan graves como la inseguridad en las calles. Como ciudadanas y ciudadanos debemos ser conscientes de los usos, riesgos y beneficios de cualquier tecnología que se quiera implementar en los espacios públicos. Tenemos el derecho de estar informados, de cuestionar y plantear mejores soluciones, todo ello en un ambiente de transparencia y participación activa.

Te invitamos a seguir más novedades sobre la implementación de cámaras con reconocimiento facial. Suscríbete a Access Now Express para mantenerte al día sobre las acciones futuras donde podríamos necesitar tu ayuda.

Help keep the internet open and secure

Subscribe to our action alerts and weekly newsletter

Your info is secure with us.