https://www.accessnow.org:443/activistas-brasilenos-quieren-salvar-la-banda-ancha-en-brasil/

Activistas brasileños quieren salvar la banda ancha en Brasil

Buenas noticias: El Congreso Brasileño está considerando aprobar un Proyecto de Ley que prohíbe la práctica de limitación por consumo de paquetes de datos (en adelante, “data caps” ) en la provisión de internet fijo de banda ancha en Brasil. Este Proyecto de Ley podría poner punto final a los límites artificiales en la cantidad de datos que las usuarios pueden consumir. Además, podrá garantizar una acceso adecuado a internet, fomentar la innovación, y expandir la habilidad de los usuarios de internet a disfrutar de sus derechos fundamentales en línea.

Aquí mostramos lo que ha venido ocurriendo, por qué este Proyecto de Ley importa para nuestros derechos digitales, y qué es lo que puedes hacer para apoyar su aprobación.

¿Cómo llegamos hasta aquí?: la implementación de data caps en Brasil

Hace un año, los proveedores de servicio de internet (en adelante, ISP por sus siglas en inglés) en Brasil empezaron a implementar data caps para la provisión de internet fijo de banda ancha fija. Esto significa que a los usuarios no sólo se les está cobrando por la velocidad de la conección a internet, sino que también al mismo tiempo están limitados por la cantidad de datos que consumen al mes. Cuando se ha alcanzado el límite del paquete de datos contratado, las compañías pueden reducir la velocidad de conección o inclusive pueden desconectar al usuario de internet. Este es un modelo de negocio que operadores móviles han estado usando por años en Brasil, así como en otras partes del mundo. Este nuevo esquema de precios obtuvo un apoyo inicial de funcionarios públicos y se convirtió en oficial en abril de 2016, cuando ANATEL – la agencia nacional de telecomunicaciones de Brasil – suspendió temporalmente la implementación de data caps por tres meses, señalando que luego de ello esta podría ser aplicada cumpliendo algunas condiciones.

Como consecuencia, grupos de consumidores y organizaciones de derechos digitales expresaron su preocupación con respecto a las implicaciones de data caps para la libertad de expresión y el acceso a internet. Esto llevó al Senado a evaluar el tema y a llamar a investigadores para que dieran testimonio. Los investigadores encontraron que un gran 99% de los 608,470 participantes de una encuesta no querían data caps para el internet fijo de banda ancha. Este hallazgo motivó al senador Ricardo Ferraço a proponer un Proyecto de Ley que prohíba data caps para conexiones a internet fijo de banda ancha. Es así que, el Proyecto de Ley fue aprobado por el senado en Marzo de 2016, y fue enviado al Congreso para su evaluación. Mientras tanto, tras una fuerte presión del IDEC y del Comité de Defensa de los Usuarios, ANATEl desarrolló una consulta pública para medir la aceptación de este nuevo esquema de data caps. La misma que fue muy bien recibida, para el final del primer día más de 6,000 personas ya habían participado. Notablemente, la mayoría de ellos no aprobaron el data cap.

Este 13 de Junio, luego de varias audiencias públicas, la Comisión de Protección del Consumidor del Congreso aprobó el Proyecto de Ley. La cual es una gran victoria para los activistas de la sociedad civil y los usuarios, quienes participaron activamente en este asunto crítico. Ahora, es tiempo que las Comisiones de Ciencia y Tecnología y de Asuntos Constitucionales evalúen el Proyecto de Ley. Si este es aprobado sin modificaciones, pasará al pleno del Congreso para la votación final.

¿Por qué necesitamos una Ley que prohiba data caps y proteja la banda ancha?

A fin de entender la necesidad de esta Ley, primero echemos un vistazo más de cerca a lo que significan los data caps. En términos simples “data caps son límites mensuales a la cantidad de data que puedes usar a través de tu conexión a internet”. Es decir, contratas por una cantidad de datos que puedes consumir, y si llegas al límite, la mayor parte del tiempo vas a necesitar comprar otro paquete de datos para seguir navegando. Otra opción es que el ISP decida cobrar un adicional por el consumo después de pasado el límite, o podría también disminuir la velocidad de navegación. Tengamos en cuenta que “consumo” de datos incluye tanto las cargas y descargas.

En un esquema sin data caps todo eso es distinto. Allí, el ISP te cobra lo mismo todos los meses independientemente de cuanta data consumas; pues el ISP ofrece sus servicios de acuerdo a la velocidad de navegación, el cual depende del tipo de ancho de banda que estés usando. En ese caso, si quieres mayor velocidad, debes pagar más.

Con el esquema de data cap, en cambio, no importa que velocidad has contratado. Hoy podrías estar pagando “X” por una hora de internet, pero con data caps, si has visto videos o has subido archivos vas a terminar pagando más que “X”, pues esas actividades consumen muchos datos.

Como se puede ver, los data caps crean fácilmente limitaciones y problemas, haciendo más caro el uso de internet o creando negocios que dependen de él. Por ello, este Proyecto de Ley, ahora llamado “Projeto de Lei nº 7.182, de 2017”, busca prohibir este esquema de data caps  incluyendo el siguiente derecho en el Marco Civil da Internet:

Artículo 7.-  (…)

“A no implementar data caps en los planes de internet de banda ancha”

Esta enmienda podrá garantizar que todos en Brasil puedan navegar en internet sin una limitación arbitraria en el consumo de datos. A continuación, vamos a explicar porqué este nuevo derecho es importante para nuestros derechos.

¿Cómo el data cap pone en riesgo nuestros derechos?

El contexto de América Latina

Aun cuando el acceso a internet de banda ancha en Brasil se duplicó entre los años 2010 y 2015, a la fecha, sólo la mitad de las casas brasileñas tiene acceso a internet. Además, cabe precisar, que la mayoría de estas casas están en zonas urbanas. Para el 2014, se identificó que Brasil tenía una brecha de acceso entre zonas rurales y urbanas de 36 p.p., una de las grandes brechas en América Latina. Estos números nos dan una clara visión de la situación actual en el país. El mercado de banda ancha de internet en Brasil, como en muchos países de América Latina, está aún en desarrollo. Aún hay mucho trabajo por hacer a fin de acercar a todos a internet.

De otro lado, es preciso comentar que la mayor parte del internet de banda ancha está siendo proporcionado por tres grandes compañías. Esto claramente crea un oligopolio, el cual hace sencillo que estas empresas impongan aumentos de tarifas, independientemente si ello beneficia o no a las personas o a la innovación en Brasil. En resumen, data caps se tornan en una una forma sencilla para que estas compañías se enriquezcan, sin dar un beneficio para otros.  

El impacto de data caps en el uso de internet y la producción de contenido

Como hemos estado explicando, con el esquema de data caps, si llegas al límite de los datos que has contratado, no vas a tener más acceso a internet. Sin lugar a dudas, esta es una nueva situación para los usuarios que ya están acostumbrados a tener acceso ilimitado a internet. Así, implementar data caps desalentará el uso de internet u la exploración de nuevas características, aplicaciones, servicios, etc., incluyendo acceder  a nuevos medios de comunicación o recursos educativos tales como cursos en línea. Adicionalmente, desalantará la producción de contenido, especialmente contenido audiovisual. De acuerdo con  T-Mobile data , las personas que tienen data cap usan menos ancho de banda que aquellos que no han sido artificialmente limitados. Si el objetivo es acercar a más personas a internet e incentivar nuevos negocios, el peor escenario es estar en una situación donde  límites arbitrarios nos impidan descubrir — crear — nuevas características o contenidos en Internet.

¿Cómo los data caps ponen en riesgo los derechos en Brasil?

El internet se ha convertido en una herramienta crítica para nuestra vida diaria. Tanto es así que, el Marco Civil da Internet de Brasil declara que el acceso a internet es esencial para el ejercicio de la ciudadanía. Además de ello, señala que la garantía de la libertad de expresión en las comunicaciones es una condición para el ejercicio completo del derecho a acceder a internet.

Podemos ver que la implementación de data caps pone en riesgo estos derechos. Por su parte, el Senador Ricardo Ferraço ha subrayado que muchos aspectos de la ciudadanía dependen del acceso a Internet. Hoy en día, las personas en Brasil se benefician con el uso de internet en muchas áreas de su vida, incluyendo procedimientos judiciales electrónicos, enseñanza en línea, declaración de impuestos en línea, portales sociales en línea, entre otros. Con el esquema de data cap, puedes ver cortada tu navegación en plena declaración de impuestos aun cuando ya habrías pagado por tener acceso a internet.

Otros derechos que pueden sufrir daños por el data cap son los relacionados al acceso a la información. Este derecho hace parte de la libertad de expresión, y podemos ver el daño cuando por ejemplo los usuarios están viendo a una transmisión en vivo de una audiencia pública, o está subiendo contenido necesario a un portal de procedimientos judiciales, y de repente deben suspender ello porque ya sobrepasaron los límites de data contratados.

Asimismo, se debe considerar a los derechos a la libertad empresarial y a la libertad de asociación. Los negocios startup y las organizaciones de base estarían limitados por igual en la cantidad de datos que producen y suben. Por su lado, el público también podría ver ciertamente las limitaciones al experimentar una nueva app y servicios online, o al acceder a campañas multimedia. Entonces, los legisladores deben considerar cuidadosamente la economía y los impactos sociales de los data caps.

¿Qué pasa con la congestión de la red?

Uno de los argumentos que estaría sustentando el avance de los data caps es que estos ayudan con la congestión de la red. Algunos ISP en Brasil han argumentado que el esquema de data cap les permitirá manejar mejor la red. Al ser este un problema importante, gran parte de las audiencias públicas se centraron en este problema técnico. SIn embargo, los análisis y testimonios de los expertos concluyeron que la congestión de la red no es un problema en Brasil. Y en el caso que el problema aparezca, la mejor manera para mejorar la calidad de acceso a internet podría ser invertir en puntos de intercambio de tráfico, redes de distribución de contenido y otras mejoras técnicas de la infraestructura – no cobrarle a las personas más dinero por un pésimo servicio de Internet.

¿Qué puedes hacer para apoyar al Proyecto de Ley que prohíbe los data caps?

El Proyecto de Ley está siendo ahora estudiado en comisiones especiales del Congreso brasileño. Si deseas participar, te invitamos a:

 

  • Seguir la conversación: Sigue a la Coalizão Direitos na Rede (la Coalición brasileña para los derechos en la red) en Twitter y Facebook para mantenerte informado. También puedes monitorear la situación y tuitear sobre este problema usando el hashtag #XôFranquias
  • Ayudar a escribir una carta de apoyo al Proyecto de Ley. Ayuda a la coalición a escribir una carta abierta en apoyo al Proyecto de Ley 7.182/17. Puedes escribirles a [email protected]
  • Contactar a los representantes: Envía un correo electrónico a los congresistas que decidirán sobre este tema a través de la plataforma de IDEC, disponible en www.idec.org.br/internetlivre

Estar atento a las nuevas actividades para promover este Proyecto de Ley: Suscríbete a Access Now Express para mantenerse al día sobre las acciones futuras para apoyar el Proyecto de Ley.

Help keep the internet open and secure

Subscribe to our action alerts and weekly newsletter
  • Hidden
  • Hidden
  • This field is for validation purposes and should be left unchanged.

Your info is secure with us.