-->

 

Estimados Miembros del Parlamento Europeo,

El tratado ACTA esencialmente destruirá la apertura que existe en Internet, carece de credibilidad democrática y establece un serio riesgo a la libertad de expresión mientras erróneamente permite a los proveedores de servicios de Internet vigilar y controlar a sus usuarios. Les solicitamos que no den consentimiento a este acuerdo y que defiendan la democracia y los derechos fundamentales de todos los habitantes del mundo.