Statement for online Freedom of Expression, Anonymity, and Privacy in Ecuador

Though this letter is hosted on the Access website, it is a joint effort with individuals and organizations fighting for digital rights in Latin America.

Statement for online Freedom of Expression, Anonymity, and Privacy in Ecuador

versión en español, más abajo

“The web is more a social creation than a technical one. I designed it for a social effect — to help people work together — and not as a technical toy. The ultimate goal of the Web is to support and improve our weblike existence in the world.” —Tim Berners-Lee

In recent weeks we have noted with concern how the president of Ecuador, Rafael Correa, and several government officials have issued statements against online anonymity and deemed satire on social networks to be conspiratorial and criminal in character. The president also called on his supporters to combat his personal critics on social networks and suggested taking “other actions” that might have the potential to undermine freedom of expression on the internet.  

Human rights include the right to exercise freedom of expression and privacy, as recognized by the Universal Declaration of Human Rights, the American Convention on Human Rights, the Ecuadorian Constitution, the Organic Integral Criminal Code of Ecuador and its telecommunications law.

The United Nations declared that “human rights should also be protected on the internet” and Ecuador agreed with that statement by supporting human rights in the digital era.

The respect to privacy of all internet users was one of the core resolutions adopted by the 2014 Mercosur President’s Summit, in which Ecuador was also a signatory.

Diversity of viewpoints is a fundamental milestone for the democratic development of Ecuador. This includes satire, which although involves biting criticism with lampooning, satire does not constitute libel or defamation.

Anonymity is a legal right and is essential for those fearful of retaliation by government. Anonymity also allows criticism both online and offline.

The Constitution of the Republic of Ecuador gives any person “the right to express their opinion and thoughts freely, in all of its ways and manifestations” (art. 66, num.6) and the right to “practice, hold, change or profess, publicly or in private, their religion or beliefs” (art. 66 num.8) which includes the right to anonymous opinion.

  • As organizations and individuals working for the defense and promotion of human rights on the internet we declare that:
  • Any act or violence as a consequence of the exercise of freedom of expression should be condemned.
  • Anonymity is essential to internet speech and constitutes a fundamental tool to exercise freedom of expression online and offline.
  • The dissemination of personal data belonging to anonymous users threatens personal dignity, promotes self-censorship, and affects the legitimate control that society must exert over their elected representatives.
  • As long as there is no crime, anonymity must be guaranteed by the state and all of its entities, according to the rule of law.
  • Encouraging groups to attack people, whether virtually or physically, will lead to violence and political marginalization.

Signatories
Usuarios Digitales (Ecuador)
Access (International)
Derechos Digitales (Chile)
Fundamedios (Ecuador)
Oficina Antivigilancia (Brasil)
Fundación Karisma (Colombia)
TEDIC (Paraguay)
Acceso Libre (Venezuela)
Electronic Frontier Foundation (International)
ContingenteMx (Mexico)
Enjambre Digital (Mexico)


    Manifiesto por la libertad de expresión, el anonimato y la privacidad en línea en Ecuador

    “La Web es una creación social más que una tecnológica. Yo la diseñé para que tenga una efecto social -ayudar a las personas a trabajar juntos- y no como un juguete técnico. El objetivo final de Internet es el de apoyar y mejorar nuestra existencia en red en el mundo.”  Tim Berners-Lee

    En las últimas semanas hemos visto con preocupación como el Presidente del Ecuador, Rafael Correa, y diversos funcionarios de ese gobierno han hecho varios pronunciamientos que van en contra del anonimato en Internet, expresiones en donde se ha pretendido dar a la sátira en redes sociales un carácter conspirativo e incluso criminal. También observamos como el presidente ha llamado a sus seguidores a librar “una batalla” en las redes sociales contra sus crìticos y que se ha dado paso a preocupantes anuncios de que se estaría considerando la adopción de legislación restrictiva o regresiva para la protección del libre ejercicio de los derechos en plataformas digitales.

    Por estas razones y considerando que,

    • Los derechos humanos incluyen la libertad de expresión y la intimidad (privacidad), entre otros derechos que se encuentran reconocidos en: la Carta Universal de Derechos Humanos, en la Convención Americana de DDHH, en la Constitución Ecuatoriana, en el Código Orgánico Integral Penal de Ecuador, en la Ley de Comunicación y en el proyecto final de Ley de Telecomunicaciones, y diversos acuerdos internacionales.
    • La ONU declaró que “los derechos de las personas también deben estar protegidos en Internet”; declaración en la cual Ecuador, como miembro de la Asamblea General, fue parte.
    • El respeto al derecho a la intimidad de los ciudadanos y ciudadanas usuarios de internet fue uno de los postulados adoptados por la Cumbre de Presidentes del Mercosur, declaración a la que Ecuador se adhirió.
    • La diversidad de opinión es pilar fundamental de la construcción democrática del Ecuador. Dentro de estas opiniones se encuentra la sátira que constituye una crítica aguda con intenciones burlescas, pero que no cae en la falsa imputación de un delito (injuria).
    • El anonimato es una herramienta legal e indispensable para la libertad de expresión de quienes temen represalias del poder ante las críticas o denuncias que pueda hacer un ciudadano o ciudadana, ya sea en medios offline u online.
    • La Constitución de la República del Ecuador reconoce (art. 66 num. 6) a toda persona “el derecho a opinar y expresar su pensamiento libremente y en todas sus formas y manifestaciones”, y en el art. 66, numeral 8:  “El derecho a practicar, conservar, cambiar, profesar en público o en privado, su religión o sus creencias”, incluyendo opinar anónimamente.
    • Como organizaciones e individuos dedicados a la defensa y promoción de los derechos humanos en Internet en la región latinoamericana manifestamos que:
    • Reprobamos cualquier acto de violencia como consecuencia del ejercicio de la libertad de expresión o de cualquier otro derecho.
    • El anonimato es parte esencial de la estructura descentralizada de Internet. Esta es una característica intrínseca de su arquitectura y diseño, y forma parte de la esencia de la comunicación en línea.
    • El anonimato es una herramienta fundamental para ejercer plenamente el derecho a la libre expresión, ya sea en Internet o fuera de ella.
    • La difusión de datos personales de quienes usan legalmente el anonimato constituye una amenaza a la integridad de las personas, promueve la censura y afecta el control legítimo que la sociedad debe realizar de la actividad pública.
    • Mientras no se cometan delitos tipificados, el anonimato debe ser garantizado por el Estado y todos sus entes, de acuerdo a la Ley.
    • Intimidar o direccionar a grupos para el ataque virtual o físico a personas, independientemente de su posición política, puede derivar en polarización y violencia en la sociedad.
    • Consideramos que los recursos públicos deben brindar las garantías suficientes para promover el libre ejercicio de nuestros derechos también en plataformas digitales.

    Adhieren
    Usuarios Digitales (Ecuador)
    Access (International)
    Derechos Digitales (Chile)
    Fundamedios (Ecuador)
    Oficina Antivigilancia (Brasil)
    Fundación Karisma (Colombia)
    TEDIC (Paraguay)
    Acceso Libre (Venezuela)
    Electronic Frontier Foundation (International)
    ContingenteMx (Mexico)
    Enjambre Digital (Mexico)