Blog

Lessons from Peru: A tough start to regulating ISP liability (Eng/Esp)

2:49pm | 13 December 2012 | by Peter Micek, English

By Miguel Morachimo, Hiperderecho (@hiperderecho)

Una traducción al español está abajo.

About half of all Latin American countries have signed free trade agreements with the United States. As part of the bilateral commitments, Peru and others agreed to pass more restrictive copyright enforcement laws. Peruvian lawmakers said they’d consult various sectors before writing their law. But as contributor Miguel Morachimo of Hiperderecho found, the process is much less transparent and accessible than civil society groups had hoped.

Last month, the Peruvian Government made public its intention to hold Internet Service Providers (ISPs) responsible for copyright infringement by their users. Peru committed to doing so -- imposing intermediary liability -- in a Free Trade Agreement with the U.S. in 2006. However, many have criticized the legislative process thus far as lacking transparency. The outcome of this process will affect Peru’s position on the Trans Pacific Partnership Agreement (TPP), a trade agreement being negotiated among Pacific Rim governments. It also displays the worst practices in multi-stakeholder decision-making, a key component of internet governance.

The first meeting, a consultation on the proposed copyright law, was announced through an independent website (currently offline) published by a private consultant, attorney Erick Iriarte. Hired by the Ministry of Foreign Commerce and Tourism, the authority in charge of negotiating and implementing Free Trade Agreements, Iriarte is an activist and practicing lawyer with experience on domain name issues, and is frequently consulted for anything related to the internet. The site described the initiative as a public consultation on the subject, sponsored by the Ministry and the Inter-American Development Bank (IADB) and inviting all stakeholders to comment. Soon, however, a major Peruvian newspaper compared the initiative to the controversial SOPA bill rejected earlier this year in the U.S. Users here slammed by the bill, seeing their rights and freedoms under threat.

The website listed a series of meetings with telecommunications companies, content creators and other ISPs, but no meetings with civil society. This motivated an online petition to the Minister demanding civil society participation. After several more negative reports from the press about the ISP liability initiative and the process itself, the website suddenly disappeared, and the authority denied any connection to the website through its Facebook page.

Despite this strange retraction, the announced meetings soon began in the Ministry’s offices. The meeting schedule, including a civil society date, was informally announced by Iriarte himself through mailing lists and a Facebook group. Finally, on Nov. 20, the Ministry issued a timid press release making clear that there was no relation between its initiative and SOPA. At the same time, the Ministry said the meetings would include civil society, but neglected to publish the schedule or other information.

Little is known about who attended the meetings hosted by the Ministry and Iriarte, which were recorded on video but aren’t posted online. Representing Hiperderecho, I participated in the meeting devoted to civil society, but was the only participant. A local blogger went to the session for telecommunication companies and found just one company representative in the room, though I have been informed that companies were represented by an industry organization at a previous meeting.

This round of public consultation is supposed to last three months, the length of Iriarte’s contract with the Ministry. After that, we’re expecting a first draft of the bill for discussion. Once the Ministry incorporates that feedback, an improved version of the bill will be sent back to Congress, but there’s no deadline. So there’s still room for participation in the future and no agreement is conclusive at this stage.

From an international perspective, it’s very important to keep an eye on this process. The U.S. government has secured bilateral agreements throughout Latin America with very restrictive intermediary liability and copyright enforcement provisions. A balanced national ISP copyright liability law, respectful of due process considerations and fundamental rights, will be a strong argument to oppose further restrictions on digital copyright -- as the U.S. proposed in the leaked intellectual property chapter of the TPP.

This is our chance: the Peruvian authority preparing this national bill about ISPs is the same one in charge of negotiating the controversial TPP, which also includes excessive intermediary liability provisions. Civil society has a unique opportunity to open a debate about ISP liability for copyright infringement, with some of the same authorities that are negotiating the TPP. In the end, the TPP will override Peruvian law, but a good ISP law will strengthen our stance in TPP talks.

ISPs should not be held responsible for the actions of their users. Furthermore, they should not be pressured to filter, inspect content or interrupt service through due process of law. Any laws on point must respect the constitutional and human rights of users, with wide protection for excepted “fair use” content, ensuring effective access to knowledge and cultural production. Encouragingly, Chile and Costa Rica both took a reasonable approach in implementing the ISP liability regime of their respective FTAs with the U.S. in their domestic laws. Both countries, the first to pass laws based on the FTA provisions, established a requirement for judicial intervention before any content takedown is ordered.

Access has recently helped Peruvian users organize to protect their rights. Now, Hiperderecho and Access call on the Peruvian Ministry of Foreign Commerce and Tourism to carry on the rest of this process with greater transparency and better communication in order to promote a meaningful, multi-stakeholder dialogue on these initiatives. All meetings should be widely publicized through the official channels before occurring and civil society groups of diverse geographic scope and interests should be invited as full, equal, and meaningful partners.

Versión en español

Lecciones desde Perú: Un comienzo difícil para regular la responsabilidad de los ISPs

Casi la mitad de todos los países de América Latina han firmado acuerdos de libre comercio con Estados Unidos. Como parte de sus compromisos bilaterales, estados como Perú acordaron aprobar normas para la aplicación efectiva de las leyes de derechos de autor. El estado peruano anunció que consultaría a todos los sectores antes de hacer la norma. Pero, como lo cuenta nuestro colaborador Miguel Morachimo de Hiperderecho, el proceso ha resultado mucho menos transparente y accesible de lo que los grupos de la sociedad civil esperaban.

El mes pasado, el Gobierno peruano hizo pública su intención de regular la responsabilidad de los Proveedores de Servicios de Internet (ISP) por las infracciones a los derechos de autor cometidas por sus usuarios. Perú se había comprometido a hacerlo —imponiendo reglas de limitación de responsabilidad para los intermediarios— a través de su Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos en 2006. Sin embargo, muchos han criticado el proceso legislativo hasta la fecha por carecer de transparencia. El resultado de este proceso afectará a la posición del Perú en el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), un acuerdo de libre comercio en negociación entre los gobiernos del la costa del Pacífico. Sin embargo, el proceso hasta la fecha no ha logrado involucrar a los distintos sectores potencialmente afectados por la nueva norma, un componente clave de la gobernanza de Internet. 

Las primeras reuniones, con la finalidad de recoger opiniones sobre la iniciativa, se anunciaron a través de un sitio web independiente (actualmente fuera de línea), publicado por un consultor privado, el abogado Erick Iriarte. Contratado por el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo, la autoridad a cargo de la negociación y aplicación de acuerdos de libre comercio, Iriarte es un activista y abogado dedicado a la práctica privada frecuentemente consultado por asuntos relacionados con Internet. En el sitio se describía la iniciativa como una consulta pública sobre el tema, patrocinado por el Ministerio y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) e invitaba a todos los interesados a hacer comentarios en la misma web. Pronto, sin embargo, un periódico peruano emparentó la iniciativa con el polémico proyecto de ley SOPA rechazada a principios de este año en los usuarios de Estados Unidos. Los usuarios rápidamente se pronunciaron en contra de la propuesta, sintiendo amenazados sus derechos y libertades.

En el sitio web se enumeraban una serie de reuniones con las empresas de telecomunicaciones, creadores de contenidos y otros ISPs, pero no consignaban reuniones con la sociedad civil. Esto motivó una petición en línea pidiendo al Ministro participación de la sociedad civil. Después de varios informes más negativos de la prensa sobre la iniciativa de responsabilidad de los ISP y el proceso en sí, el sitio web de repente desapareció, y la autoridad negó cualquier conexión con el sitio web a través de su página de Facebook.

A pesar de este retroceso extraño, las reuniones anunciadas comenzaron en las oficinas del Ministerio. El calendario de reuniones, incluyendo una fecha sociedad civil, se anunció de manera informal por el propio consultor a través de listas de correo y un grupo en Facebook. Por último, el 20 de noviembre, el Ministerio emitió un tímido comunicado de prensa dejando en claro que no había ninguna relación entre su iniciativa y SOPA. Al mismo tiempo, el Ministerio dijo que las reuniones sí incluirían a la sociedad civil, pero omitió publicar el calendario u otra información adicional.

Poco se sabe acerca de quiénes asistieron a las reuniones organizadas por el Ministerio e Iriarte, que fueron grabados en vídeo, pero no están publicadas en Internet. Representando a Hiperderecho, participé en la reunión dedicada a la sociedad civil, pero fui el único participante. Un blogger local fue a la reunión para las empresas de telecomunicaciones y encontró sólo un representante de la compañía en la sala, aunque me han informado de que las empresas estaban representadas por una organización de la industria en una reunión anterior.

Se anunció que esta etapa durará tres meses, el tiempo de la consultoría contratada por el Ministerio. Después de ese plazo, tendremos un primer borrador del proyecto de ley. Una vez que el Ministerio incorpora los comentarios recibidos al borrador, una versión nueva del proyecto de ley será enviada al Congreso, pero no existe fecha límite para hacerlo. Así que todavía hay espacio para la participación en el futuro cercano y ningún acuerdo es concluyente ahora.

Desde una perspectiva internacional, es importante seguir con atención este proceso. Estados Unidos ha establecido acuerdos bilaterales en toda América Latina, con restrictivos regímenes de responsabilidad para los intermediarios y disposiciones para la aplicación de derechos de autor. Una norma local sobre la responsabilidad de los ISP equilibrada, que respete el debido proceso y los derechos fundamentales, será un fuerte argumento para oponerse a nuevas restricciones a los derechos de autor digital — como Estados Unidos propone en el capítulo de propiedad intelectual filtrado del TPP.

Esta es nuestra oportunidad: la autoridad peruana elaboración de este proyecto de ley sobre los ISP es la misma a cargo de la negociación del polémico TPP, que también incluye disposiciones sobre responsabilidad de los intermediarios. La sociedad civil tiene una oportunidad única para abrir un debate sobre la responsabilidad de los ISP por infracción de derechos de autor con algunas de las mismas autoridades que negocian el TPP. Al final, si bien lo dispuesto por el TPP tendrá que ser incorporado a nuestra legislación nacional, una buena ley sobre ISPs fortalecerá nuestra posición en las negociaciones del TPP.

Los ISPs no deben de ser considerados responsables de las acciones de sus usuarios. Tampoco deben de ser presionados para filtrar, inspeccionar el contenido o interrumpir el servicio a través del debido proceso de ley. Las leyes sobre el punto debe respetar los derechos constitucionales de los usuarios, con una amplia protección para los “usos permitidos” de contenido, asegurar el acceso efectivo a la producción de conocimiento y culturales. Resulta alentador que Chile y Costa Rica hayan adoptado un enfoque razonable en la aplicación del régimen de responsabilidad de los ISP de sus respectivos TLC con Estados Unidos en sus legislaciones nacionales. Ambos países, los primeros en aprobar leyes sobre la base de las disposiciones del TLC, establecieron un requisito para la intervención judicial antes de cualquier bajada contenido.

Access recientemente ha ayudado a los usuarios peruanos organizarse para proteger sus derechos. Ahora, Hiperderecho y Access invocan al Ministerio de Comercio Exterior y Turismo a llevar a cabo el resto de este proceso con la mayor transparencia y promover una mejor comunicación con el fin de facilitar un significativo diálogo entre los múltiples interesados. Todas las reuniones deben ser ampliamente difundidas a través de los canales oficiales antes de llevarse a cabo y los grupos de la sociedad civil de diversos intereses y alcances geográficos deben ser invitados como participantes de pleno derecho y en condiciones de igualdad.